Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

Zona y luna

El zonda despeinó su cabello. La luna llena en piscis, su alma.

Insomnio

El insomnio me develó sus matices.

Distinto

Así tú. Así él. Tan distintos.

Cliché

Querer besarte me sabe a cliché.



Pecado de omisión

Censurar los gritos. Esos que explotan de placer.

Imprudencia

La ilusión imprudente, conoció el desamor.

Culpa cansada

La culpa cansada de pedir perdón se tomó hasta el fondo un vaso de responsabilidad. Maduró.

Adorable

Los puntos brincan. Él está escribiendo.

Él y su oscuridad le hablaron.

Dolor. Dureza. Angustia. Nada le importa.

Calló. Dijo. Sintió. Minuciosamente se observó.

Ya no le temía. Estaba perdida.

Extrañamente  la oscuridad le resultó adorable.

(Y es probable que me odies)

Ser niña

Me gustaría ser niña para no temer al futuro y dejarle el miedo a las pesadillas, que así como se sueñan se olvidan. Me gustaría ser esa niña que juega por la ventana con sus vecinos.  Me gustaría ser la niña  de ojos contemplativos y oídos grandes, siempre presente.  Ser esa  niña que siente más de lo que habla. Ser auténtica inocencia aunque sea un sólo minuto de las 24 horas del día.

Me gustaría

Me gustaría censurar mis sentidos, pero prefiero que me lleven al borde del delirio.

Me gustaría tener millones de pesos, pero prefiero esta vida sencilla e incierta.

Tengo por costumbre reprimir la ira, pero si me dieran a elegir me dejaría ser un volcán en erupción.

Cada día tengo bañarme, pero me gustaría más poder sanar en cinco minutos las heridas.

Me gusta saber que existo, pero me gusta aún más sentirlo.

¿En qué momento?

Imagen
¿En qué momento mis pies dejaron de hacerle cosquillas al pasto? ¿En qué momento dejé de bailar con mi desnudez? ¿En qué momento olvidé de descansar en mis ojos? ¿En qué momento encerré mi sexualidad? ¿En qué momento dejé de cantarle a lo oscuro y claro de la vida? ¿En qué momento?

Prefiero

No me digas qué, prefiero que tus manos me expliquen el cómo.

Tu condición

—Deberíamos hacer una convención de mujeres —le dije a él.
—¿Para qué? —Para tratar tu condición de desamor.

Actividades de domingo

Sacudir el polvo de los ojos.
Trenzar agujeros negros con acuosa paciencia.
Desarmar el rompecabezas del prejuicio.
Cocinar a fuego lento la culpa.
Acuñar la responsabilidad de mis elecciones.

Manual

Manual de aproximación:
Observa mi alma

Mereces

Mereces una persona que irrumpa en tu vida, que te apague el intelecto y sacuda eso que llamas espiritualidad. Mereces una persona que al mirarte devele tus entierros, tu temida oscuridad. Mereces a alguien que, a pesar del miedo, elija estar contigo.

Estos 7 -Sentimana

Perezosa y de puntitas vino a visitarme. Me habló con largas pausas mientras descosía en finitas tiras el pulóver del pasado.

Así son los días que acarician como meses y se prolongan como años. Así estos siete. Así hoy.

Lento

Espacio lento vacío/repleto. A pedacitos  te voy bebiendo.

Misticismo

misticismo

nombre masculino

Fuerza que tira de mi obligo y me lleva a terminar -sin remedio- sobre tu cuerpo.

Contacto

No me toques que me disuelvo.

Cuéntame

Dime: qué palabras cuenta tu vida

Orgasmo/poema

Imagen
En cada orgasmo
                       un poema.

Sexo descosido

Se me ha roto el pantalón con el que suelo dormir. Supongo que se ha roto de noche. No lo sé. Ahora tengo un agujero en la entrepierna. Quiero creer que mi sexo al fin se descosió.

¿Definido?

Espejos

Imagen
Mis espejos son agridulce conflicto. En el paso de las horas lo han sido.

Es inherente son similitud, oposición que transgrede.
Mis espejos tienen ojos inquisitivos.
Sus palabras son lijas
que liman las dudas.
Los amo,
los odio.
Vivo en dicotomía.

Mis espejos son así: profundos /vacíos /inciertos,
presentes/clarividentes.
Por más que lo intente  no se rompen
ni desaparecen.
Mis espejos son conflicto,
ese que sabe a fuego
y huele a paraíso.

No sé quién soy sin ellos.

Consejos para escribir y para la vida

Imagen
Escapa del abuso de gerundios. No te pases andando, yendo y viniendo. Se directa.Destila o desenreda los adverbios. No te refugies continuamente en las letras cómodamente hechas. ¡Sal de la mente! Una palabra no siempre es contenido.Reordena. Lee, sino te gusta, cambia el orden de las palabras. Vuelve a leer, y sigue cambiando las veces que sea necesario.Simplifica. Menos en más. Resta obviedades. Lo bonito o importante para ti puede restar fuerza al relato. Borra palabras vagas. Suprime: cualquiera, algo, varios, alguno, alguna. Atrévete a ser precisa.Abrazo los sentidos. No es lo mismo escribir un mar que, un mar rugoso con estelas verdes y suspiros salados.
Se paciente. El mayor acto de humildad de un escritor es la paciencia. Escribe y después deja tus ideas descansar. La prisa y el ego no hace bien.  Cada texto tiene su ritmo de gestación, aprende a escucharlo.Se abierto. Afrontar ideas externas es aterrador, pero también  excitante. Pon el aprendizaje al servicio de tu obra.
Esto…

Profesión

Me dueles.

Este dolor contamina
araña, quema y asfixia.
Este dolor prostituye
mi profesión adquirida por un título.

Estoy peleada contigo.
Estoy pelada con los años de estudio
y mi cabeza.

No me malinterpretes,
amo la palabra "ambiente"
y toda su atmósfera.
Pero no puedo callarlo,
a la falsedad y al sufrimiento
no los supero.

Infierno

Bajo mi piel descansa un infierno de placer.
Es culpa fría, calor excitante.
Duda que tambalea ante el instinto invencible.

Este infierno me persigue desde que mis pies olían a bebé.
Pureza y obscenidad.
Pecado incontrolable que se te cuelga, araña y te desnuda.

Este infierno agridulce
donde me escondo y encuentro,
donde callo y grito,
donde hacen eco mis extremos.

Este infierno
es sólo mío.

Con-jugando

Romper la espesa volatilidad de los suspiros.
Guardar cosquillas debajo de la lengua.
Perder granos de café en el laberinto de los sueños.
Angelar las últimas brasas del desierto.
Suprimir hormigas moribundas que caminan por el cuerpo.

Hechizo

¿Qué me hiciste?
Hechizo: me parece cursi.

In-segura

¿Cuál es mi manía vivir una vida segura, si para eso ya existe la muerte?

Personas/Palabras

En este mundo dejo más palabras escritas que personas.
Al final no importa, humanos o palabras: somos ceniza.

Viento de invierno

El gélido viento
y su silencio 
sepulcral/ profundo /santo.

Inevitable

Somos inevitables.
Tanto que si estamos cerca,
nos terminamos odiando.

Sucede

Suele suceder: una vez al mes, la fragilidad rompe en llanto.