Atenta

Se entrevé el sol, se cuela su voz. Ni la cortina ni la piel los contienen. Ella amanece tarde y con el corazón atento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No fue